Jueves 13 de noviembre, 21h. La Cochera Cabaret. Entradas 7€


El bailarín malagueño Manuel Cañadas relaciona danza y palabra, una alianza que le permite contar historias con su cuerpo, en su espectáculo ‘Petroff sólo quiere bailar’.

‘Petroff sólo quiere bailar’ fue estrenado hace cinco años, coincidiendo con la plena madurez vital y artística de Manuel Cañadas, un bailarín que, una vez cumplidos los 40 años, se replantea su visión del arte. De hecho, este montaje lleva por subtítulo ‘Coreografía panfletaria para momentos de crisis’. Acto seguido, estas reflexiones se plasman en un papel y dan paso a un monólogo que tardó tres meses en escribir.

La parte narrativa de este ‘Petroff sólo quiere bailar’ toma como referencia esos textos escritos por Cañadas que se presentan ante el público a través de diferentes voces en off –la de una niña, la de una mujer e incluso la voz de su propia conciencia-. A ello se suman otros recursos narrativos como marionetas, luces y hasta bandas sonoras. “Bailar es el motor del personaje, pero desde la necesidad de alcanzar la expresión teatral de la danza”, añade. Para ello, ha dejado la dirección escénica en manos de Belén Lario de Blas, mientras que las marionetas son obra de María José Roquero.

En Málaga podemos volver a disfrutar del espectáculo este jueves 13 de noviembre, en La Cochera Cabaret. Las entradas puedes adquirirlas a 7€ de manera anticipada o 10€ en taquilla. Y como en muchos espectáculos de la sala, si eres abonado, tendrás un descuento (tu entrada por 5€)

Sinopsis.

Petroff es el “bailarín”, el intérprete que sólo quiere bailar…pero incapaz de bailar solamente. No basta que ejecute: Se crea sus historias, sus bandas sonoras, sus parteners, sus luces, incluso a su público que le mira expectante…. NO PUEDE PARAR…tiene que contar, inventar, rozar la perfección, tiene que seguir hacia delante. No puede parar: Petroff es el intérprete del movimiento. Petroff se ríe de sí mismo… Petroff sólo necesita a alguien que lo saque del papel, qué le dejen hacer lo que quiere: ¡PETROFF SOLO QUIERE BAILAR!

Qué se te pasa por la cabeza?

Comentarios