IMG_0318

Arenna + The Shooters. Jueves 29 de Octubre. Velvet Club

 

 Justo cuando los malagueños habíamos decidido emigrar de las playas y volver a pisar el frío y duro suelo, llega  a nuestras tierras, a modo de ironía, un grupo llamado Arenna.

Calle Comedias estaba a rebosar apenas media hora antes del concierto, costaba contar el número de cervezas depositadas en las mesas del Drunk-O-Rama. La gente estaba impaciente por sentir el primer mazazo por parte de The Shooters.

El cuarteto de Jérez de la Frontera vino pisando fuerte, casi tanto como el nivel al que estaban las guitarras y el bajo. Vinieron dispuestos a echar abajo la Velvet y casi lo consiguen, pues alguna cerveza cayó en la mesa debido a las vibraciones y más de una persona calló ante tanta explosividad.

Repasaron su primer y único disco hasta la fecha “Dead Willderness”  con una naturalidad pasmosa, pues sin setlist sobre el escenario iban decidiendo qué canción ir tocando, no faltaron temas como  Black Mountain que sonó como una avalancha, prácticamente como todo el concierto ya que canciones como Lucifer’s Word se prestaban a ello a base de guitarras con distorsiones pesadas y punteos cargados de Wah-Wah. Pero también hubo pequeños momentos para descansar el cuello con pasajes más instrumentales como Candelabrum. Pero como se suele decir, la cabra tira al monte y cerraron con un Lost in timeque arrolló como una apisonadora.

IMG_0172

Tras un pequeño descanso para las cervicales, llegaba el turno de Arenna que decidieron subir al escenario y sin titubear decidieron empezar a hacer lo que mejor saben con Butes seguida de Move Trough Figurehead Lights , temas que sonaron tal y como se encuentran en “Given to Emptiness”.  Cambiando de tercio decidieron coger la directa y a golpe de guitarrazo limpio nos hicieron viajar a los 70’s con Fall of the Crosses, cuyo pegadizo riff sonará aún en alguna  que otra cabeza.

La banda decidió dar un descanso a Txus López y nos adentraron en un mar de psicodelia cambiando por completo la atmósfera reinante en la sala con Chroma, tema dónde Kike Gaspar nos quiso transportar a otro mundo con un punteo que parecía que se tornaba infinito, hasta que Javi Uriarte y Roberto Ruiz decidieron romper el ambiente de forma afilada conforme avanzaba la canción.

El retorno de Txus vino acompañado de la melódica The Pursuer que enlazaron con Drums for Sitting Bull, tema cuyo nombre no desmerece a la ejecución, pues conforme avanzaba el ritmo, Guille se fue ciñendo al más difícil todavía por medio de redobles eléctricos.

IMG_0320

Dejaron la hipnótica Eclipse, broche de oro para el concierto, pues aquí se condensó todo lo que puede aportar un grupo como Arenna. Concierto que destacó por su naturalidad y crudeza en unos, y la profesionalidad y calidad del sonido en otros.

IMG_0460

IMG_0275

IMG_0197

IMG_0192

Qué se te pasa por la cabeza?

Comentarios