Amaral III (640x427)

AMARAL PRESENTA EN CONCIERTO #NOCTURNAL25 EN MÁLAGA EN UNA NOCHE CÓSMICA DE ARREBATADORA BELLEZA

Como si de una unión estelar se tratara, la pasada noche del sábado casi 3.000 personas se dieron cita en el MAC (Málaga Auditórium Club) para ver la presentación de #NOCTURNAL25 en Málaga lo que prometía ser una noche muy especial. El día anterior Amaral agasajó a unos pocos de sus seguidores con un concierto en una sala más pequeña solo con guitarra y voz, donde tocaron canciones desnudas y que hacia tiempo que no tocaban, incluidas algunas elegidas por los oyentes de Europa FM.

Pasadas las 10 y cuarto de la noche del sábado se hizo la luz poco a poco en el escenario en el que dejaron ver todas las fases lunares hasta descubrir una inmensa luna llena que competía en belleza con la que lucía en el cielo de Málaga. A continuación lo que Amaral generó solo se puede describir como un espectáculo de arrebatadora belleza cuya escenografía superó con creces lo esperado, todo ello acompañado de un buen puñado de canciones que se movieron entre su nuevo disco de estudio Nocturnal, y los himnos de siempre que no pueden faltar en sus directos.

Mientras la luna majestuosa se unía a un cielo plagado de constelaciones, sonaba la preciosista Obertura de su séptimo álbum de estudio, Nocturnal que hilada con Unas veces se gana y otras se pierde hicieron las delicias de un público que estaba ávido de vivir la experiencia prometida.


DSC_0048 (640x427)
Cuando aparecieron Revolución de Pájaros en la cabeza (2005) y Kamikaze de Gato negro, Dragón rojo (2008) la respuesta fue inmediata y parecía que no habían pasado los años desde que las bailamos con furor por primera vez. Las aguas volvieron a una calma momentánea con Salir corriendo cuando Eva Amaral dio las buenas noches a un público ya entregado, recordando que hacía dos años que no venían por Málaga (desde el desaparecido 101 festival) y afirmando que “para esta noche prometemos un viaje cósmico a través de las estrellas”. Continuaron con la sensual No se que hacer con mi vida del primer disco de Amaral del año 1998, en la que la escenografía creó uno de los momentos mágicos de la noche con una luna esta vez rojo fuego.

DSC_0170 (640x427)

Laberintos a confirmar la calidad de las letras de Amaral y su transformación en himnos que perduran en el tiempo. Cuando le llegó el turno a Nocturnal con sus hermosos arreglos el escenario parecía el único lugar seguro en el mundo, al que acompañaba Juan Aguirre con su sensibilidad de su guitarra. Lo que nos mantiene unidos desató la locura arriba y abajo del escenario con un público coreando la poderosa voz de Eva y a Juan durante toda la canción y arropándolos con voz y baile a partes iguales. Cuando apareció El Universo sobre mí y Eva se colocó su armónica para interpretar uno de los arreglos más reconocibles de Amaral, el público ya se sentía como en casa.

Ojala pudiéramos capturar este momento y convertirlo en un segundo eterno” así presentaba Eva Amaral 500 vidas, con su singular canto al más puro estilo indio, a la que se unieron sin dar tregua Estrella de mar que dio nombre a su disco de estudio del año 2002, y Noche de cuchillos, incluida en Nocturnal . “Hoy es noche de sábado y siempre me gusta tocar esta canción ese día”… así llegó Como hablar con la que la pareció detenerse el tiempo. La ciudad maldita fue uno de los momentos más emotivos de la noche debido a la carga emocional y personal que se funden en esta canción. La fuerza de “Hoy es el principio del final” contrastó con la versión de Marta, Sebas, Guille y los demás que en esta ocasión Eva interpretó solo con el órgano, casi gospel, de Tomás Virgós, dándole una vuelta más y demostrando que ésta y otras canciones de Amaral pueden tener más de una vida. Una a una se fueron desvelando todas las sorpresas que prometían mezclando momentos casi acústicos como en Cuando suba la marea (Hacia lo salvaje 2011), Chatarra, Días de verano de su venerado Pájaros en la cabeza unieron pasado y presente de la banda, y de baile como en Cazador especialmente dedicada “a todos los animalillos y cazadores nocturnos”.

DSC_0473 (640x427)

Con Hacia lo salvaje parecía que terminaba una noche cargada de emoción visual y sensitiva que finalmente continuó, para alegría colectiva, con Siento que te extraño (Una pequeña parte del mundo, 2000) solicitada por sus seguidores a través de las redes sociales y que quisieron incluir en este repertorio, como Llévame muy lejos y la esperadísima y algo revisada Sin ti no soy nada formaron parte del primer bis del concierto, para entonces ya no había duda de que los astros estuvieron alineados durante toda la noche que ya llegaba a su fin. Antes de terminar Eva aprovechó para hacer visible a todo el equipo sin el que no sería posible crear una noche como esta entre los que se encuentran Toni Toledo a la batería, Tomás Virgós al piano y Ricardo Esteban al bajo. 

Con la premisa de Nadie nos recordará, la banda se despidió no sin antes crear un fin de fiesta apoteósico que Eva Amaral y Juan Aguirre consiguieron armados con sendas guitarras cerrando sonoramente un concierto que quedará en el recuerdo visual y sonoro de todos los que allí estuvimos por su belleza y composición.

 

Texto y fotos por Noemí López García.

Qué se te pasa por la cabeza?

Comentarios