0

El pasado 19 de noviembre, la furgoneta de Leiva hizo una pequeña parada en la Costa del Sol para ofrecernos un espectáculo que muchos de los malagueños no van a poder olvidar. El músico, considerado uno de los indispensables en el panorama del rock español, publicó su tercer disco en solitario este pasado agosto, “Monstruos”. Ahora, de gira por España, dio a los malagueños la oportunidad de poder oírlo en directo. Además, claro, de muchas otras canciones de su repertorio que ya se han convertido en himnos.

A las 21:30 de la noche, las puertas de la Sala Paris 15 se abrían para dar comienzo a lo que sería una noche llena de luces. Aún se oían las primeras pruebas de sonido y resonaba el “Sol” de un saxofón recién afinado, cuando los últimos fans que hacían cola entraban rápidamente para posicionarse en una sala abarrotada.

Leiva comenzó su noche deleitándonos con “El último incendio”. Calentar al público no le resultó difícil, teniendo en cuenta que el público ya le gritaba y lo coreaba desde los primeros acordes de su guitarra. Cuando Leiva bajó el instrumento para saludar al público, los gritos se convirtieron en silencio, una mezcla de respeto y ganas de vivir una noche inolvidable. Y parece que el madrileño lo entendió porque se colocó de nuevo el mástil en las manos, posicionó el acorde e interpretó “La lluvia en los zapatos”.

4

Hizo un primer guiño a Pereza cuando cantó “Animales”, ofreciendo un solo que llevó los gritos del público al clímax en el momento en el que la estrella se desabrochó la camisa retro. A ésta le siguió “Guerra mundial”, en la que Leiva dejó de cantar por un momento y agradeció la magnífica asistencia de público lo que dio más energía para cantar si cabe, porque su siguiente tema, “Cerca”, hizo al madrileño y a todos sus músicos saltar sin parar en el escenario.

Tras eso nos llegaron canciones del nuevo disco como “Hoy tus ojos”, “Electricidad” (con la que brindó en honor al público) o “Breaking Bad”, pero a pesar de ser la gira del último disco, Leiva se niega a sacar de su repertorio algunas canciones como “Palomas”, “Superhermanas”, “Eme” o “Windsor” (la canción lapa, según el cantante, por no poder quitarla de su repertorio por más que lo intenta), entre otras. El seguidor del Atlético hizo una referencia al resultado del partido contra el Madrid esa misma tarde, donde su equipo perdió 0-3, en la mitad del tema “Miedo”, y aunque parecía que le pesaba en el alma, se vino arriba de nuevo con “Ciencia ficción”.

El silencio volvió a la sala cuando Leiva sustituyó su guitarra eléctrica por una acústica e interpretó “Vis a Vis”, pasando de un solo a una agrupación de todos los instrumentos, in crescendo total. Dejaron el escenario perfectamente preparado para “Monstruos”, que sonó junto a las guitarras acústicas de Leiva y su segundo guitarra, otorgando al público los momentos de los estribillos.

Un segundo guiño a Pereza vino con “Como lo tienes tú”, que modificó un poco al final para entonar la melodía de los Beatles en “Hey Jude”. Y luego llegó el tercero; en la mitad de “Medicina”, Leiva cambió la letra y el ritmo original por la primera estrofa y estribillo de “Estrella Polar”, e hizo al público enloquecer, y recuperar todas las fuerzas que había al empezar el concierto hora y media antes.

1

Leiva acababa su actuación con “La mirada perdida”, y en mitad de ésta, nos hablaba un poco de lo que era el éxito para él;

“El éxito para mí no es ser popular, ni tener mucho dinero… El éxito, para mí, es poder montarme con mis amigos en una furgoneta, recorrer mundo y ganarnos la vida con lo que más nos gusta, la música.”

El cantante presentaba a su banda justo antes de despedirse y abandonar el escenario, al que volvería minutos después para interpretar “Lady Madrid”.

Está claro que Leiva sigue siendo uno de los máximos exponentes del rock patrio. Ha marcado la infancia y la juventud de muchos de los presentes y sigue sumando adeptos con sus nuevos temas, añadiendo himnos, ya generacionales, con los que desgañitarse.

 

Texto por Inés Soriano

Fotos de Marina Martínez

Qué se te pasa por la cabeza?

Comentarios