2

Merendola Fest 2, sala París 15 26/11/2016

 

Sábado, 26 de noviembre. No ha parado de llover en todo el fin de semana, son las cuatro y media y la gente en empieza a amontonarse en la entrada de la sala París 15 para asistir a la segunda edición del Merendola Fest.

Llegan las cinco, las puertas se abren y la sala no tarda en llenarse,  para recibir a los asistentes que no tardarían en acudir a la barra en busca de una caña, un donut o un bocadillo, se encontraban preparados los DJs Leño y Palmera creando una atmósfera al más puro estilo neo-noire con la música acompañados de fotogramas de películas de Nicholas Winding Refn como Drive u Only god forgives.

17

El primer grupo no tardó demasiado en subir al escenario. Los antequeranos Steamroller Jack fueron los encargados de abrir el evento con un punk rock de la vieja escuela que animó a cualquiera que todavía no hubiera entrado en calor. Buffalo fue el primer tema que se escuchó en el interior de la París 15.  Tampoco faltarían otras canciones como Bonnie Rotten, Guilty o Ashes, algunas de ellas con dedicatoria al recién elegido Donald Trump incluida. Cerrarían su participación con Vizcaíno, no sin antes dejar avances de su próximo trabajo.

10

Con el público completamente enchufado y tras un interludio de nuevo orquestado por Leño y Palmera, que continuarían con esta dinámica durante el resto de la tarde, llegaría el turno de los sevillanos (con cantante madrileño) De la Cuna a la Tumba y su post-hardcore melódico que tan buena acogida ha tenido en este primer año en los escenarios. Comenzarían fuerte esta última cita del 2016 con Los callados y Huesos para seguir repasando los temas de su disco homónimo pero intercalando con otros nuevos Somos lo que somos o Desdibujados. Mientras “Kantz” el vocalista animaba al público moviéndose por todo el escenario, Jaime Ladrón de Guevara rasgaba su guitarra de manera atronadora y emocionaba con sus coros. Y así continuaban, sonaban De bruma, Modo vuelo… Por supuesto no pudo faltar el contundente cierre característico con Catalizador y El Sinsueño.

14

La tarde avanzaba y la comida iba desapareciendo poco a poco, sin embargo los ánimos no decaían era el momento de una dosis del rock de garaje de The Loud Residents. Los malagueños deleitaron a un público que se entrega a su música en cada vez que se suben al escenario, especialmente con sus canciones clásicas Zombie Kid, Set on Fire o Savagexplosive Girl. Aunque el ambiente seguiría igual de animado cuando aprovecharon para dejar avances de un futurible E.P. que llegaría el año que viene, Sixto dedicaría Ralph al personaje homónimo de Los Simpsons, aunque las novedades siguieron con Still Friends y E.S.A. El clímax de la actuación llegaría con la despedida de uno de los miembros fundadores, Manolo, que cerraba su etapa con el grupo llevándose un donut en la cara y tocando la primera canción con la que se subió al escenario, Mafia.

6

Y finalmente, con el escenario lleno de trozos de donut, salía la cabeza de cartel, ellos mismos se presentarían como el conjunto musical Perro. En la siguiente hora y media la temperatura de la sala se elevó unos cuantos grados con un rock tan característico como difícil de clasificar por su curiosa combinación de instrumentos: dos baterías, una guitarra, un bajo y un teclado que entrarían en juego en la parte final del concierto. Sonaron temas como Jordi, Cuñao, Catán y Larry en un concierto en el que los murcianos no se cortaron en sus dosis de humor especialmente su vocalista y percusionista. No faltó tampoco ni un ápice de adrenalina ya que incluso llegaron a caer algunas vallas. Perro cerraría su cita, última de su larga gira, con su tema más reciente, Martillo.

Ya entrada la noche el dúo jerezano Space Surimi cerró el Merendola con su rap satírico con toques techno. La merienda había acabado y ya era hora de cenar.

Texto y fotos por Nicolás de Troya

Qué se te pasa por la cabeza?

Comentarios