ojeando2017_cartel_web1500

30 de junio y 1 de julio. Ojén. Entradas aquí

 Ojeando Festival desvela su escenario patio, haciendo un recorrido por sus 10 años con Miss Caffeína, Triángulo de Amor Bizarro o  Xoel López entre otros

La romería indie de la presentación de Ojeando Festival comienza a convertirse en tradición. Aún sin fecha exacta, marzo, mayo… este año se ha adelantado al frío enero.

Se nos convocaba a las 12 y llegamos puntuales, aparcando mucho más rápidamente en comparación con julio, se echaban de menos el retumbar típico del Escenario Molino, mucho más tranquilo y sereno esta vez.

Antes de llegar a la cueva, dimos una vuelta de reconocimiento por aquel otro Ojén, el Ojén auténtico de los otros 363 días del año.

Ojeando II
El patio del colegio se aprecia enorme y probablemente acoja las carreras y partidos de muchos niños y niñas nacidos ya después del propio Ojeando, que este año celebra nada más y nada menos que su décima edición.

Continuamos camino hacia las cuevas y por los rincones que en julio ocupan puestos de bisutería, camisetas, mojitos, cervezas artesanas o empanadillas argentinas, este sábado lo ocupaba el mercadillo con detergentes, ropa y calzado mientras que las pintas de los transeúntes son cuanto menos mucho más clásicas.

El Escenario Plaza donde solemos disfrutar de los emergentes y nuevos talentos se antoja una auténtica plaza de abastos donde entre otros puedes cruzarte esta mañana con Álvaro de Miss Caffeína comprando fruta.

Ojeando I

Con tanto paseo al final acabamos llegando con el tiempo casi tan justo como Hi Corea! y es que los sevillanos llegaron a probar sonido con una cueva ya repleta de gente desvelándose así parte de la “magia del directo”.

Las pequeñas filtraciones de la cueva complementaban las del cartel, y es que por aquellos momentos sonaban entre el público toda clase de nombres, cada cual hacía su apuesta, unos apuntaban al espacio, otros a seres mitológicos o a bandas con nombre de antigua actriz porno.

La organización comenzaba a hacer balance de los diez años del festival, sus duros comienzos y el cómo ha conseguido convertirse en referente, en palabras del alcalde “la historia de una niña, tras un parto difícil, una infancia en la guardería pública que compartía con otras niñas más altas, ricas y pudientes que ella y que ahora está asentada plenamente en el colegio público”.

Ojeando VII

Para este décimo aniversario, querían contar con una representación de artistas que ya hubiesen pasado por Ojeando Festival, pero la lista se iba a más de 150 bandas y tocaba la parte difícil, hacer la selección.

Precisamente 10 niños eran esta vez los encargados de anunciar uno por uno los artistas que el próximo julio ocuparán el patio en el que pasan sus recreos cada día: Airbag, Ángel Stanich, Belako, Miss Caffeína, Mordisco, Second, Sidonie, Triángulo de Amor Bizarro, We Are Not Dj’s y Xoel López.

Algunos de ellos actuaron hace más, otros hace menos y muchos como Miss Caffeína son “repetidores”, pues este será su cuarto Ojeando. Se recordaron también momentos como el final del concierto de Stanich entre la gente, la sorpresa de Belako el año pasado, los grandes fin de fiesta a cargo de We Are Not Dj’s y Mordisco o uno de los mejores directos que han pasado por el festival como el de Xoel López.

Arrancaba (ahora sí) el concierto de Hi Corea! en versión reducida, con tres de sus miembros que dentro de la mágica acústica de la cueva defendieron parte de su repertorio sin batería física a golpe de cuerdas y sintetizador. Vaso de vermú en mano disfrutamos de cinco de sus temas para luego dar paso a unos Miss Caffeína también en versión reducida.

Ojeando X

La guitarra acústica de Álvaro y la voz de Alberto repasaban alguno de sus últimos temas a la vez que iban intercalando recuerdos de los diferentes Ojeandos que han vivido, tanto ellos como banda como acompañando a Zahara en algún otro.

Rondaban las dos de la tarde y la presentación llegaba a su fin. Se hará larga la espera hasta el verano en el cual quizá podáis disfrutar de un concierto más íntimo y personal en esta misma cueva y es que una de las novedades de esta edición será el abono VIP, que incluirá entre otras cosas un concierto sorpresa el día 1 a las 8 de la tarde para 100 personas.

Salimos pues de la magia de la cueva a la de las calles de un Ojén (este año sin paella) a ocupar sus terrazas, que por una mañana, volvían a poblarse de septums, barbas y sombreros vintage. Bajando sus cuestas le decimos hasta luego a este precioso pueblo blanco que seguirá su ritmo hasta que a buen seguro vuelva a recibir a miles de festivaleros venidos de media España en 6 meses y medio.

 Texto y fotos por Joselu Pérez

Qué se te pasa por la cabeza?

Comentarios