DSC_0130

La segunda edición del Chanquete World Music cerró con más de 10.000 asistentes una jornada de buena música que consolida la cita y augura un buen futuro para el festival nerjeño.

 

Con la nostalgia de fin del verano de algunos y la incipiente depresión postvacacional de otros, llegaba el festival Chanquete World Music el 16 de septiembre al Playazo de Nerja.

DSC_0017

El ecléctico evento comenzó a las cuatro de la tarde con sones locales. La Vihen Zanta y Malaka Youth aguantaron bien las primeras horas del festival, siempre conflictivas. Para cuando llegó el turno de Mario Díaz, antiguo vocalista de Los Aslándticos, el ambiente ya se animaba con el toque flamenco y reggae del cantante cordobés. Quizá una de las notas discordantes del festival fuera la presencia del trapero madrileño C. Tangana quien atrajo a un público poco armónico con la tónica general. Sin embargo, quedó claro que era uno de los grandes esperados y que su “Mala Mujer” ha sido eludida con dificultad a lo largo del verano 2017.

Dubioza Kolektiv se perfiló como la gran sorpresa de una noche en la que ya empezaba a apretar el frío. Los ritmos de ska, reggae y hip hop de la banda bosnia levantaron a los asistentes, ávidos de baile y pogos. Ojalá veamos a estos chicos en más festivales nacionales. Mala Rodríguez, que repetía este año en el Chanquete junto a Miguel Campello, llegó con fuerza, reivindicando su larga trayectoria en los escenarios y haciendo patente la escasa, por no decir nula, presencia femenina en el festival. Por su parte, Campello y Estricnina recuperaron los sones flamencos en las horas siguientes.

DSC_0064

Sin embargo, el festival no decepcionó con su gran cita cubana. Orishas llegó muy pasada la medianoche a ofrecer un concierto en el que recurrieron a lo que sabían que funcionaría. Dejando de lado temas nuevos, se centraron en sus grandes clásicos como “Represent Cuba”, “Mística”, “A lo cubano”, “Nací Orishas” o “Atrevido”. Después de un parón de siete largos años, una Orishas más madura sigue demostrando que es referente y cualquier escenario que pise es suyo.

DSC_0152

La introducción de un segundo escenario y la ampliación de oferta gastronómica facilitaron el disfrute de las 15 horas ininterrumpidas de música. Aunque todavía sufra de un exceso de eclecticismo en el estilo, el Chanquete World Music avanza con decisión siguiendo la estela de otros festivales provinciales como el Weekend Beach. Esperamos que esta haya sido la segunda de muchas ediciones que queden por venir y nos vemos en septiembre de 2018.

DSC_0214 DSC_0169

Qué se te pasa por la cabeza?

Comentarios