“quiero experimentar, quiero seguir en mi búsqueda insaciable de conseguir la melodía, la canción perfecta”

Tras su debut con Little Tiny Blue Men, Helena Goch publicó el pasado año, La Rama Dorada, un trabajo con el que la artista se pasó al castellano, jugó con la musicalidad y consiguió consagrarse como vocalista y compositora gracias a su capacidad evocadora y sonoridad. Arranca una nueva parte de su gira, con el apoyo de GPS, que la llevará a Sevilla este viernes, hablamos con una Helena Goch que cree en la magia de la música, de la vida, que busca conseguir la melodía perfecta y que aunque es consciente de que a las mujeres nos queda mucho por hacer, ellas callan bocas subiéndose sobre el escenario.

Pasaron dos años entre la publicación de tu álbum debut, Little Tiny Blue Men, hasta que llegó  La Rama Dorada, ¿qué le ha pasado a Helena Goch durante este tiempo para que siga sonando a Helena Goch pero con sutiles matices electrónicos?

Compongo las canciones con mi guitarra acústica  y lo que más me obsesiona son las melodías, intento cuidarlas al máximo y buscar siempre “la melodía perfecta” para esa canción, o lo que para mí lo es.  Creo que ahí es dónde se queda la esencia de la que hablas en la pregunta, que sigue sonando a Helena Goch, la producción llega luego con los arreglos, pero la esencia está. Quisimos experimentar y poder hacer bailar al público teniendo en cuenta que somos tres en la formación, la electrónica nos pareció un camino para conseguir esto y nos apetecía ver a dónde se llevaba la electrónica a las canciones.

Los aires de electrónica que resuenan en La Rama Dorada son “obra” del productor del disco, Julio de la Rosa, un año después de que este cambio llegara a ti ¿notas que hayas ganado nuevos seguidores? ¿seguirás por este camino en tu próximo trabajo?

La verdad es que creo que este disco sí que ha llegado a más gente, no solo por la electrónica, creo que más por el cambio de idioma, cantar en español hace que tus canciones, aquí en España lleguen a más gente. De cara a mi próximo trabajo lanzaremos cosas, pero no, de nuevo, quiero experimentar, quiero seguir en mi búsqueda insaciable de conseguir la melodía, la canción perfecta, que supongo que eso es algo que nunca alcanzaré, si lo hiciera, el gusanillo desaparecería, pero en esa búsqueda probaremos para este nuevo trabajo, cosas nuevas, y creo que, preciosas.

“el miedo está para hacerle frente y no darle poder sobre ti” 

En este segundo trabajo cambiaste el inglés por el castellano,  un cambio que se está produciendo en muchos grupos españoles ¿por qué crees que pasa? ¿Por qué fue en tu caso?

Bueno, en un principio fue una sugerencia de la industria, desde que comencé a cantar en inglés la pregunta obligada era siempre “¿y por qué no es español?”. Yo tenía clara la respuesta, escucho muchísima música en inglés, he vivido en países de habla inglesa y no era para mí un idioma extranjero. Además para mí descubrir que podía cantar y hacerlo bonito fue una sorpresa, y lo descubrí cantando en inglés, supongo que algo en mí tenía miedo de que si cantaba en español igual ya no me gustaba lo que escuchaba. Cuando me senté a pensar en ello de verdad me lancé al vacío  y me encerré a componer una canción es español, a ver qué pasaba. Mi voz sonaba diferente, los idiomas tienen cada uno su fonética y su propia musicalidad, pero sonaba bonita también. Al final, el miedo está para hacerle frente y no darle poder sobre ti, sino al contrario,  nosotros creamos nuestros miedos, nuestros miedos no existen sin nosotros, por lo tanto, nosotros decidimos qué poder le damos a ese miedo. Me alegro mucho de haberlo hecho, las canciones han llegado a mucha más gente y puedo pedirle al público que cante conmigo en los conciertos, que es algo que disfruto mucho.

He estudiado antropología y La Rama Dorada, de Frazer, era un libro con el que trabajamos bastante. La Rama Dorada que cantas sigue teniendo esa magia, misticismo, revelación y luminosidad que Frazer le otorgó al ser humano. ¿Cuánto de magia crees que hay en la música en general, y en la tuya en particular? Y por curiosidad… ¿Cómo llega a tus manos el libro?

Que maravilla la antropología, a mí me fascina. La música tiene el poder de emocionarte, de hacerte viajar, de ponerte contenta o triste, la música va directa a los sentidos, pasa sin filtro,  y no entiende de prejuicios ni de etiquetas, da igual qué música suena, da igual cómo suene, si es capaz de transmitirte algo, de emocionarte, o de cabrearte, eso para mí es mágico. Vivimos en una era llena de juicios, de prejuicios, de etiquetas, y bastante alienados de los que verdaderamente somos. La música me conecta con lo que soy, y eso, en estos tiempos, para mí es magia. En cuánto a mi música siempre intento hacer referencia a la importancia que tiene para mí mirar las cosas normales como si fuera la primera vez que las veo, para mí la vida tiene un componente mágico enorme, sé que tiene su explicación científica, pero me sigue pareciendo mágico que estemos vivos gracias a una bola de fuego  flotando en el espacio, que podamos estar boca abajo y no nos caigamos, miro por la noche hacia el cielo y veo las estrellas y me sigue pareciendo mágico. Me interesa muchísimo todo lo que tenga que ver con el universo, con el macrocosmos, y, aunque leo sin cesar y estoy al tanto de todas las explicaciones que el ser humano intenta darle a nuestra existencia, a mí, la que más me convence, es la magia.

Un año después de la publicación La Rama Dorada ¿qué valoración puedes hacer de este trabajo?

Me siento orgullosa de cada una de las diez canciones, me reconozco en ellas y me siguen despertando muchas cosas, para mí ese es el éxito, hacer algo de lo que estoy orgullosa.

Si echas la vista atrás… hace tan solo cuatro años que subías tus temas en youtube, ahora tienes dos largos publicado, estás trabajando en un tercero, giras por toda la península y participas en festivales nacionales, ¿pensabas que algo así podía pasarte cuando grababas tus videos? ¿qué nuevos sueños por perseguir tiene Helena Goch, a nivel profesional? ¿La interpretación está totalmente aparcada?

Nunca pensé que esto fuera una posibilidad, hacer de la música mi trabajo a tiempo completo. Para mí sigue siendo una sorpresa. A veces sueño que he perdido la voz y ya no sé cantar y me despierto con muchísima angustia. Quiero hacer música toda mi vida, la interpretación está aparcada, pero yo, cantando, también interpreto, así que no está aparcada del todo, sigo disfrutando de lo que más me gusta de la interpretación, que es transmitir, y ahora lo hago con mis propias historias, y esto para mí es un regalo. El sueño es poder seguir haciendo esto el resto de mi vida, no pido más, ni menos.

¿Está siendo fácil proyectar la producción del disco en los directos? ¿Cómo encajan los temas de Little Tiny Blue Men con el actual repertorio?

Pues de Little Tiny no tocamos todas las canciones, supongo que al cantar ahora en español y vivir esa cercanía que se genera con el público que te entiende desde el minuto uno por eso me ciño a La Rama Dorada y algunos temas de Little Tiny como Perhaps, que es imprescindible y el público me la pide siempre y me hace muchísima ilusión. Ahora estoy tocando también muchos temas nuevos, no hemos grabado el disco todavía, lo que nos permite probar cosas nuevas para las canciones en cada concierto, de manera que cuando lleguemos a la grabación sabremos lo que nos funciona para cada canción. Un nuevo camino en el que aprender mucho también.

¿Eres de grandes festivales o de pequeños aforos?  

A mí me gusta tocar, me da igual dónde, he tocado en la calle, he tocado en exposiciones de muebles, he tocado en sitios rarísimos y en sitios menos raros, para mí no importa el lugar si consigo entablar un vínculo con quién me escucha, sea una persona o sean 1000.

“hemos vivido situaciones machistas, pero las hemos enfrentado y les hemos callado la boca al subirnos al escenario” 

En España desaparece un festival cuando nacen dos nuevos, sin embargo muchos linds ups son calcados en las programaciones festivaleras añadiendo, para más inri, la ausencia de mujeres en ellos ¿Por qué crees pues que ocurre esa ausencia de presencia femenina en los lind ups de los festivales de nuestro país? ¿Cómo crees que podría solucionarse esta situación?

Lamentablemente no tengo respuesta para esta pregunta, nosotras solo hemos tocado en un festival, en Galicia, y me apena bastante la verdad porque los festivales son lugares idóneos para grupos desconocidos, el público que va a ver a los cabeza de cartel de pronto te encuentra a las 14h de la tarde tocando en une escenario pequeñito y te descubre, y eso para nosotros es el algo impagable. Lamentablemente, no ocurre demasiado, no sé por qué.

En cuanto a la escena musical nacional hay una clara superioridad numérica de hombres liderando bandas pero eso no quita que haya mujeres, formando parte de estas, o liderando sus propios proyectos. Pero tú que estás dentro, y que además te rodeas en tus directos por Raquel Robayna y Sara García… ¿es así? ¿Hay mujeres en la escena musical o aún faltan músicas que se hagan escuchar? Como música ¿has vivido en algún momento de tu carrera algún tipo de barrera por ser mujer?

Hay muchas mujeres en la escena musical, y yo creo que cada vez estamos siendo más escuchadas, pero hay mucho trabajo por hacer, tanto en la música como en todos los aspectos con respecto a este tema. Pero sí me hace feliz ver cada vez más músicas. Y sí, hemos vivido situaciones machistas, pero las hemos enfrentado y les hemos callado la boca al subirnos al escenario y conseguir un absoluto silencio en el público durante una hora y media.

Comienzas en febrero una nueva parte del tour presentación de La Rama Dorada, los primeros conciertos cuentan con el apoyo de Girando Por Salas, ¿qué valor tiene para una artista como tu dicho apoyo?

Pues un valor enorme, te puedes imaginar, para nosotras salir de gira y no perder dinero es un regalo absoluto, porque a veces, llenas una sala en Lanzarote con 150 personas como ha sido nuestro caso, pero a la siguiente semana te vas a tocar a Zamora y vienen 15 personas a verte. Es duro recorrerte media España para tocar en una sala casi vacía, pero si además estás perdiendo un dinero que no tienes es aún más duro, y el apoyo de Girando Por Salas para nosotras supone una tranquilidad en ese aspecto, podemos centrarnos en los que tenemos que centrarnos, que es ofrecer un directo del que la gente que venga a escucharnos no se olvide. Así que me siento muy agradecida.

Además de las citas que tienes, con el apoyo de GPS, estás sumando más fechas a tu gira, ¿podremos verte pronto por Málaga?

Por ahora no, pero tengo muchas ganas de ir  a Málaga, ojalá con mi tercer disco que está ya muy cerca bajemos a esa bella ciudad a presentarlo.

Aunque de momento no podamos disfrutar del directo de Helena Goch en directo en nuestra ciudad, lo mismo puedes programarte una escapadita a Sevilla este viernes 23 de febrero donde la artista estará con La Rama Dorada en la Sala Even (entradas aquí). O echa un ojo al resto de la gira, las escapadas musicales siempre son muy agradecidas.

Qué se te pasa por la cabeza?

Comentarios