“Nos hace felices hacer canciones y no hay antídoto para eso” Nani Castañeda (Niños Mutantes)

20 años en esto de la música, ocho discos, más de una decena de hits, cientos de directos, miles de kilómetros e incalculables aplausos…. Son solo unas cuantas cifras que podrían resumir de manera simple y concisa lo que es Niños Mutantes.

Para ponerle palabra a los datos y respuestas a nuestras preguntas hablamos con Nani Castañeda, batería de la banda granaína que el viernes estará en concierto en la Sala Paris 15 presentando su nuevo trabajo, El Futuro.

El 5 de mayo salió a la venta el formato físico de vuestro nuevo álbum“El Futuro” ¿qué encontraremos en este disco?
Inteligencia, valor y corazón, lo que nos gustaría que todos tuviéramos en abundancia. Y seguramente un paso más hacia delante en la música de la banda, ideas más claras y afianzamiento en convicciones. El rock bailable, el folk, el rock algo oscuro y el POP en mayúsculas son nuestras líneas maestras.

Para la producción de este álbum habéis contado con la ayuda de Ricky Falkner, todo un veterano en la materia ¿qué ha supuesto la participación de Ricky en vuestro trabajo?

Pues antes de que llegara ya creíamos que sería fundamental pero no tanto como después de irse. Ricky desborda talento musical. Estamos convencidos de que su cerebro piensa en 7 notas. Hay teclados, sintes y guitarras grabadas por él que ahora se nos hacen fundamentales en esas canciones, no podemos imaginarlas sin esos arreglos y también hay canciones como Barronal que montó en 15 horas de intenso trabajo partiendo de una idea muy sencilla de Juan Alberto. Todos contribuimos a crearla, pero él supo verla y montarla entera empezando por un bombo y una caja. Sólo una cabeza privilegiada es capaz de algo así.

por el 20 aniversario… ¿Qué tal una reedición en vinilo de todos nuestros álbumes más concierto de los 8 discos?

El estreno coincide con el 20 aniversario de la formación Niños Mutantes ¿tenéis pensado realizar algo al respecto para celebrarlo?

Pues debemos ir ya por la quinta o sexta idea, pero el tiempo nos devora y siempre llegamos tarde a todo por acumulación de trabajo. La prioridad era el disco nuevo y cuando nos olvidemos del currazo que nos hemos dado prometemos hacer algo especial por el 20 aniversario, pero será tras la temporada festivalera y la Gira por ciudades, es decir en otoño/invierno 2014 o primeros de 2015. ¿Qué tal una reedición en vinilo de todos nuestros álbumes más concierto de los 8 discos? ¿Suena bien?

Ale Acosta (Mojo Project/Fuel Fandango) decía que “Los discos nunca se terminan. Se dejan”. En esta línea ¿estáis contentos con el resultado de “El Futuro” o tenéis la sensación de haberos dejado algo en el tintero?

Hay un momento en que no se sabe quién va a ganar si el disco o tú y efectivamente como dice Acosta, no gana nadie, llega un momento en que lo dejas porque si no es imposible acabarlo. Debió ser algo parecido a lo que le pasó a Beach Boys con “Smile”. Siempre se puede mezclar mejor, se puede interpretar mejor y siempre cabe un arreglo más. Gracias a Dios el cerebro se satura y dice basta. Es importante que la técnica, la tecnología y los arreglos no superen nunca a LA CANCIÓN, sin ésta el resto da igual.

cuanto más nos desnudamos más nos gusta… seguimos siendo trovadores, en el siglo XXI

“Sto. Domingo” o “Hermana mía” son sin lugar a dudas canciones muy intimistas, y ya parece ser un elemento recurrente en las canciones de Niños Mutantes ¿cómo os sentís al abriros en canal ante un público de perfectos desconocidos?

Pues hace quince años solo podíamos mirarnos a los pies y solo levantábamos las cabezas para decir “hola” y “gracias” al público. Todo era pudor, un desastre… Ahora yo diría que cuanto más nos desnudamos más nos gusta. Cuando actuamos de oyentes nos atrapan los textos de otros que se desnudan ante nosotros, es normal, porque seguimos siendo trovadores, en el siglo XXI, pero primos hermanos de Homero aunque electrificados y los trovadores no han hecho otra cosa que transmitir y cantar hechos pasionales durante siglos y en eso nos aplicamos aún los trovadores indies.

Tanto en este disco como el anterior habéis tenido una postura muy reivindicativa, y es que este disco nace en un contexto social muy irritante para todos y por supuesto para la industria musical. Y parece que  “La Epidemia” es vuestro alegato en este álbum. ¿Planteasteis “El Futuro” como una forma de dar voz a esta problemática?

No, para nada y de hecho exceptuando ese tema el resto hablan más de cómo podría ser El Futuro desde un punto de vista solidario y muchas veces personal, pero no especialmente reivindicativo. Náufragos era un disco rabioso, sentíamos la necesidad de gritar contra un presente atroz, El Futuro yo creo que es un disco optimista, que mira hacia delante. Sabemos muy bien lo que queremos, podemos cambiarlo y conseguirlo. Hagámoslo juntos. También es un disco que habla de las cosas importante de la vida a nivel personal y de la importancia de creer en ti mismo y valorar lo sencillo y lo simple.

Este gran “clásico” de que los músicos protesten por los derechos y la situación social parece estar más activo que nunca, o al menos se intenta. Un caso muy reciente es el nuevo disco de Nacho Vegas o el nuevo videoclip de Amaral,“La Ratonera”. Parece que en este álbum vosotros preferís llamarlo “El Circo”…

Bueno, “El circo” es más bien una autocrítica desgarrada a lo peor de uno mismo y hay que ser muy valiente para escribirla y dejar que la oigan miles de personas. Entendamos que siempre hablamos desde una postura lírica, tenemos nuestros bajones como todo hijo de vecino, pero no pensamos cada día que nuestra vida sea una mierda. Cuando publicamos “La Costilla” en Las Noches de Insomnio el personal pensaba que los cuatro estábamos al borde del divorcio. Hombre, hay que darle la dimensión correcta a una canción y su letra. No vivimos asfixiados por el entorno ni somos unos atormentados, pero el entorno y la experiencia inspira mucho, eso sí.

esto es arte y cada uno lo plantea como le da la gana. Warholl pintaba latas de sopa y seguramente ha contribuido más a la cultura universal de lo que lo hagamos ninguno de nosotros

Hace un par de días hablábamos con Delafé y las Flores Azules que también celebran su aniversario, discutimos este tema y el artículo de eldiario.es “¿Dónde están los músicos?. En esta línea, Delafé reflexionaban que “posiblemente hace 30 años cogías una guitarra, hacías una reivindicación e igual ocurrían cosas. Ahora lo haces y las cosas siguen igual. Quizás a los músicos nos está costando cambiar las cosas y deberíamos ponernos las pilas” ¿Pensáis que es lo que está ocurriendo con los músicos de este país?

Bueno, nosotros, Nacho Vegas, Julio de la Rosa, Grupo de Expertos, El Columpio, Vetusta y muchos otros somos bandas con posturas claras y letras desafiantes en muchos aspectos y yo creo que estas canciones ayudan a concienciar, sin ninguna duda. “Caerán los Bancos”, “La Puerta”, “Empezar de cero” o “La Voz” causan un efecto muy fuerte en los conciertos y se han compartido hasta la saciedad en Redes Sociales para convocar protestas o simplemente desahogarte en tu muro. Es verdad que durante una época Pop y protesta no casaban pero ahora vemos ejemplos magníficos por todas partes y una actitud combativa de muchos artistas “indies”. Igual los que están más arriba son los que más tienen que ponerse las pilas en este sentido, pero no olvidemos que esto es arte y que cada uno lo plantea como le da la gana. Warholl pintaba latas de sopa y seguramente ha contribuido más a la cultura universal de lo que lo hagamos ninguno de nosotros, por no hablar de los Beatles, claro…

Con “Todo va a cambiar” parece que os mostráis muy optimistas con el tema…

Es que “no es verdad que las cosas vayan tan mal, al menos estás vivo”… hombre, es una metáfora, pero creemos sinceramente que hay que ser optimista y que podemos cambiar las cosas, solo hay que lograr que estos tipos se vayan del gobierno cuanto antes.

En cualquier caso lo que es un hecho es que no muchos grupos pueden presumir de grabar 8 álbumes en el mercado discográfico y de tener una legión de seguidores tan sólida después de tanto tiempo. ¿Cuál consideráis que ha sido vuestra clave para seguir manteniendo ese interés?

Por alguna razón nuestras canciones siempre le han gustado a un porcentaje del público dispuesto a escuchar música “no dirigida” y este grupúsculo poblacional se ha ido haciendo cada vez más grande coincidiendo con la circunstancia de que el grupo ha ido mejorando ostensiblemente en estos ocho discos. Eso y otras cien razones que se nos escapan deben llevarnos a donde estamos.

En esta línea, el álbum “Las Noches de Insomnio” sí que supuso un importante cambio en vosotros ¿en qué sentido creéis que Niños Mutantes han “evolucionado” durante estos años hasta llegar a “El Futuro”?

Hay tres canciones fundamentales en la historia de la banda en ese disco, La Voz, Las Noches de Insomnio y Errante. Entre las tres colocan a la banda en otra dimensión y quizá junto a “Formentera” de Todo es el Momento dan las claves de lo que Niños Mutantes quiere explotar a partir de entonces. Ambientes folk y americano, pop limpio siempre, rock oscuro y más complejo otras veces, sin olvidarnos de nuestro pequeño corazoncito garajero y punk al estilo de los 90, de los que somos hijos directos. Mezclamos todo eso en nuestro ensayo-cocktelera y sale “El Futuro”.

Al final, ser la portada de una revista o no serlo suele tener poca trascendencia en tu carrera

Estuvisteis hace muy poco en Málaga a propósito de encuentro con la revista Mondosonoro durante unas conferencias sobre la industria musical en La Térmica. De manera muy discernida se trató el tema de que la publicación (que siempre ha apostado por vosotros) no os hubiera dedicado una “portada” en su revista. A nivel general ¿os preocupa mucho este tipo de cosas?

Hombre, tenemos nuestro ego y hay cosas que nos gustaría que pasaran pero entendemos que no tenemos porqué ser los favoritos de nadie. La crítica y la prensa musical han sido muy generosas con nosotros en líneas generales y estamos muy agradecidos por ello. Al final, ser la portada de una revista o no serlo suele tener poca trascendencia en tu carrera y menos en el público, al menos en el no ultra especializado.

Sin embargo, después de tantos años en la industria y habiendo conocido tanto “grupo emergente” de éxito ¿os habéis sentido alguna vez infravalorados?

Esto lo han dicho otros muchas veces sobre nosotros, pero nunca nosotros y no es algo que pensemos. Nuestro trabajo es intentar hacer la mejor música que sepamos, la que nos haga felices en cada momento y luego cada cual engancha normalmente con el público que se merece por como plantea su música y la capacidad de captar corazones que éste tenga. Básicamente creemos que cada uno está en la posición que se merece y en este sentido la nuestra es excelente y estamos muy orgullosos. Eso sí, el objetivo es llegar cada vez más lejos y a más gente, igual que cualquier escritor, pintor o profesional que se precie.

El próximo día 9 estaréis tocando en Málaga acompañados de Sidonie, otra banda que poco tienen de emergentes sino que más bien son otros veteranos del escenario indie nacional ¿cómo planteáis este concierto a dos bandas? ¿alguna colaboración prevista?

En quince años de giras es la primera vez que Sidonie y Mutantes se juntan en un escenario para hacer un show a dos bandas y ambos con disco nuevo. Va a ser una ocasión magnífica para hacer mucho el gamberro encima del escenario y que el público lo pase genial. Lo daremos todo y las sorpresas habrá que asistir para verlas.

Y por último ¿como ven “el futuro” Niños Mutantes? ¿Dispuestos a celebrar un 30 aniversario, 40…?

(Risas) No nos vemos fuera de la música la verdad. Igual ya estamos pesaicos de más, pero no se demuestre lo contrario hay mutantes para rato. Nos hace felices hacer canciones y no hay antídoto para eso.

Puedes consultar sus próximos conciertos (gira en sala y festivales) aquí