Nuestro día de suerte con Juan Gómez, El Kanka

image

Hace unas semanas disfrutábamos del conciertazo de El Kanka en La Cochera Cabaret, un concierto que nos sigue resonando en nuestra memoria y nos hacen refrescar a base de coplillas y chascarrillos. Pero previo a lo que pudimos vivir junto a vosotros, nos colamos en el camerino de El Kanka. Tuvimos lo que se dice… El día de suerte junto a Juan Gómez.

Te seguimos el rastro desde Málaga es cool, no nos perdemos una. Estuvimos en el festival ProCultura y desde ahí te echábamos de menos, supongo que tendrías ganas de tocar en casa..
Si, por supuesto, siempre tenemos ganas de volver a casa, lo que pasa que bueno, ya sabes…

Si, sabemos que tenéis un montón de conciertos…
¡Afortunadamente!

¿Qué tal la acogida del nuevo disco?
Creemos que ha sido muy buena aunque ya sabemos como es esto, pequeños pasitos para seguir avanzando. Yo creo que este ha sido un paso incluso no tan pequeño, ha empezado a venir más gente y, no sólo es que haya venido más gente a vernos, hemos notado que hay más euforia en la gente que venía que en la cantidad, hay mucha gente cantando los temas. De hecho, desde el principio, cuando todavía no habíamos rulado casi y el disco llevaba ni un mes fuera, los primeros conciertos ya había gente que se había aprendido algunas cancioncillas y que estaban ahí…

Hombre, la verdad que el tema del crowdfounding ha tirado bastante bien, ¿también esperabais que tuviera esa acogida?
La verdad es que yo si esperaba llegar a lo que habíamos propuesto pero el doble no, tanto no me lo esperaba, la verdad. Nos lo curramos un montón también porque, al final, todas estas cosas son curro, subimos un montón de videos, se nos ocurrió subir un tema más para los mecenas si llegábamos al 200% que, como llegamos, pues lo hicimos, pero fue un curro también del mes y pico que fue aquello intentando que se mantuviera y nos quedara ahí lleno de polvo. Creemos también que había ahí un cariño previo de la gente desde el primer día que lo saqué, que estaba yo en Tenerife, por el Teide, no tenía cobertura, ni internet, ni nada y cuando llegué a mi casa vi que habíamos recaudado todo eso vi que esto iba palante y ya me relajé.

Escuchando tu disco y prestando atención a algunas de tus temas hay una cosa que me hace mucha gracia y es la comparación que haces de ti mismo con el personaje de Pierre Nodoyuna cuando a ese hombre siempre le salía todo mal y bueno, yo veo que tú estás ahí saliendo a flote
Yo me comparo un poquito de coña, a mi me gusta mucho el papel de anti héroe, me resulta muy divertido y supongo que lo soy un poco, sin llegar a pensar que sea un loser de la vida, pero es que me hace mucha gracia. Igual exagero la faceta mia de loser, que la tengo, porque me río de mi mismo.

Háblanos un poquito de los colaboradores que has elegido para tu disco.. ¿qué han aportado a parte de sus grandes voces?
Para mi lo de ‘las voces’ casi que es lo de menos, son gente que admiro en general. Con Carmen por ejemplo siempre digo lo mismo: ella era amiga mía, la conocía de cuando yo vivía en Málaga y luego en Madrid y hacía mucho tiempo que queríamos hacer algo juntos, teníamos ese fetiche y a mi me hacía mucha gracia porque Carmen y yo hacemos cosas muy distintas, con una estética muy distinta y me hacía gracia porque a mi me gustaba mucho lo que ella hacía y a ella mucho lo que hacía yo, por eso un día le dije que hiciéramos una canción que, hasta el momento no había cantado nunca que era ‘Vengas cuando vengas’ y decidimos presentarla.
En el caso de Lichis y de Zenet, me gusta mucho como cantan pero era más la cosa de que eran dos artistas a lo que seguía un montón y a los que admiraba. Es verdad que ‘Volar’ es muy al estilo Zenet pero porque es eso, yo le he seguido mucho y he bebido mucho de él. En el caso de Lichis es más exagerado todavía porque yo a Lichis lo he seguido muchísimo, me se un montón de temas suyos, los he tocado de moraga aquí -y aquí puedo decir moraga porque lo entendéis- y es un referente directo. El tema este concreto -‘Con el permiso de ustedes’- me gustó mucho que lo cantara él, no por el tema en concreto porque no sé si le pega o no, pero si era más por la letra porque es un tema que habla un poco de la excentricidad, de hacer las cosas con el corazón y yo creo que Lichis es muy así, es muy auténtico, no se ha dejado llevar por ningún tipo de patrón, ni de modas, ni de nada, lleva un montón de años, ha hecho lo que ha querido y yo eso lo respeto muchísimo. Le dije que cantara esta letra, se la mandamos y creo que acerté en ambos casos, con Zenet y con Lichis, porque con Zenet alguien pensó que ese tema era para él, de hecho pensaban que yo le había enviado ese tema para su repertorio; en el caso de Lichis también, me comentó que le había metido el dedo en la llaga porque estaba en ese punto, para sacar el disco último que ha sacado que es bastante diferente a lo que había hecho antes y estaba a punto de hacer eso, que era lo que a él le motivaba pero sabía que quizá no estaba en su línea y se arriesgaba a perder incluso fans.

image

¿Te acompañarán en alguno de tus tantos conciertos que tienes programados?
No tenemos en mente colaboraciones pero porque hasta ahora no ha podido ser aunque en algún momento lo he intentado. Con Carmen si, porque tenemos más contacto pero alguna vez que he intentado que los otros vinieran a algún concierto y no podían. De todas formas no se descarta.

‘Con el permiso de ustedes’, canción que comentábas antes, dice muchoy muy claramente que apuestas por lo auténtico, no canciones que no tengan alma. ¿Cómo piensas que se trata esta situación?¿cómo piensas que el público está influyendo en todo eso?
Es que claro, esa es un poco la pescadilla que se muerde la cola. Yo no lo tengo claro, no tengo claro si es que la única oferta que hay es esa y entonces la gente está acostumbrado a eso y al final lo demandan o si es al revés. De todas formas, a mi me da la sensación de que en realidad la gente que viene por ejemplo a los conciertos nuestros se lo pasan que te cagas, esa es la sensación que yo tengo al salir de mis conciertos, así que yo creo que realmente no creo que haya nadie conspirando para que nosotros no salgamos ni nada de eso pero si creo que hay una inercia ya de muchos años en este país como de intentar hacer algo parecido a lo que hizo la primera persona original que llegó con algo en vez de intentar volver a hacer cosas originales, cosas nuevas, al final se ha tendido a hacer lo que ya estaba funcionando. Aquí, aunque pienso que ya no tanto, las cosas funcionan más por la moda. A ver, yo no estoy en contra de eso tampoco, de la música menos elaborada aunque yo no la consumo, pero entiendo que exista. Cada uno hace su rollo. Lo que a mi si que me parece a veces un poquito preocupante es que haya tantísimo de eso y tan poco de lo otro.

Canciones reivindicativas, protestonas, canto al amor, a la dieta…¡ no te has querido dejar nada en el tintero! y, además, con la naturalidad y el humor que te caracterizan.. ¿cómo lo haces, es decir, cómo consigues equilibrarlo todo para conseguir tan buen resultado?
No lo sé, la verdad, supongo que es una actitud mía también de vida. Yo soy un tío con muchas neuras, tengo mis días malos como todo el mundo, pero creo que, en general, hay una actitud o por lo menos una intencionalidad muy fuerte de intentar ir siempre a lo constructivo. Si te ha pasado un dramón, lo pasas mal y tal pero al final todo eso siempre es un aprendizaje. Creo que no es bueno dramatizar y yo intento dramatizar lo menos posible, aunque a veces no lo consiga, pero tengo muy clara esa intención, tengo muy presente eso.
Componiendo también me pasa eso, a mi me gustan también las canciones tristes y me encanta, me revuelven por dentro pero la verdad que yo, cuando me pongo a escribir, no me gusta ponerme a recrearme en un sentimiento de desamor, me gusta mas dar esa perspectiva de ‘estoy metido en esto pero voy a salir, voy a reirme del tema’.

image

¿Podrías decir a lo mejor que algunas canciones están escritas para hablarte a ti mismo?
Absolutamente, me pasa muchísimo, la mitad de mis canciones es eso, necesito decirme algo a mi mismo y hasta que no se las canto a las demás no me sirve. En ‘A dieta de dietas’ ya te digo, tengo que desoírme un poquito porque si no…

Me has comentado que te has influenciado mucho de otros artistas y además vemos un cambio en tus discos, el primero es más rumbita y el segundo haces temas con ritmos latinos, funky.. ¿Renovación, ganas de aprender a moverte por otros ritmos, inconformidad…?
Supongo que si, que en parte es eso. Sabes que pasa que yo escucho muchos estilos de música, escucho de todo, siempre he sido un gran consumidor de música antes de ejecutor y luego, cuando me ha dado por componer, no ha habido ningún estilo que me gustara más que los otros como para meterme en el rollo ese. En mi caso creo que, si hiciera todas las canciones del mismo estilo me saldrían todas iguales porque no profundizo en ningún estilo concreto, lo que me gusta es jugar, es una manera de sorprenderme a mi mismo. También es más divertido aunque considero que no hago ningún estilo bien pero tonteo con muchísimos estilos. Pretendo siempre hacer cosas mas distintas, por ejemplo las cosas que estoy haciendo nuevas van también por otros caminos que al final siempre terminan sonando a mi, a mi rollo, a mi sello personal de siempre que está de trasfondo.

Después de todos los conciertos que tenéis planeados -que son muchísimos este año- ¿Qué planes de futuro tenéis ahora?
Tercer disco a la voz de ya aunque esta vez será sin tirar de crowfunding, lo vamos a sacar nosotros.

Y el festival ProCultura que hablábamos al principio, del que formasteis parte junto con artistas como Rozalén o Mario Díaz.. ¿qué fin tenía al traer tantos tipos de música distintos? (Para esta pregunta, interviene María Pellicer, que lleva la carrera artística de El Kanka y que, como una de las propulsoras del festival, puede responder sobre el tema de primera mano)
El festival Procultura tenía como fin ser un festival que respetara y llevara la cultura a recintos en los que pudiesen entrar todo tipo de público pero se dio la paradoja de que nosotros intentamos hacer eso pero las cosas están tan complicadas en este país que para conseguir hacer eso o pagábamos los caché a los artistas o hacíamos el festival, pero no daba dinero para todo porque las instituciones no ayudaban, era todo muy caro, los caché, la producción y la principal filosofía del festival era respetar al artista porque dentro del artisteo hay muchos que se aprovechar de ser colegas de otros para tocar gratis en sitios y al final somos todos los que tenemos que comer de esto porque trabajamos en esto, él trabaja cantando, yo trabajo con los conciertos. También quisimos unir a este tipo de artistas porque son los que más reivindican la cultura y el hacer accesible a todo tipo de gente, gente que a lo mejor sólo escucha un tipo de música comercial y pretendíamos hacerle llegar otro tipo de música pues como la que por ejemplo hace El Kanka o Pedro Guerra o Mario Díaz.

Pues ya que hablamos de cultura, nos has hablado de tu música referente, para despedirnos… ¿nos recomiendas un libro, Juan?
Pues mira, ahora mismo me estoy leyendo un libro de poemas de un escritor vasco que se llama Karmelo C. Iribarren. Son poemas muy cortitos, limpios y con ideas claras e ingeniosas. Vamos, me leí un libro y cogí y me compré todos los que tenía!