«Utilizar el cine como centro de debate» en el I Ciclo de sobre Derechos Humanos

el cine y la cultura son los motores sociales mas poderosos que tenemos para generar cambios

Con motivo del “I Ciclo de sobre Derechos Humanos” que se celebra en Málaga del 23 al 27 de abril , tuvimos la oportunidad de charlar sobre el proyecto con Ruth de Frutos, responsable de Amnístia Internacional Málaga, Giulio Vita, director artístico de La Guarimba Film Festival, Sara Fratini, responsable de la exposición “Artist for La Guarimba” y Daniele Zuccala, profesor de Italiano en la EOI de Málaga.
¿En qué consiste este primer cineforum sobre los derechos humanos y qué objetivo pretenden conseguir?
Ruth de Frutos: Amnistía Internacional lleva trabajando varios años en un programa de sensibilización sobre los derechos humanos utilizando el cine como forma de difusión. Este año queríamos contar con varios agentes nacionales, como la Universidad de Málaga y La Casa invisible, e internacionales como La Guarimba Film Festival.

¿Cómo surgió la idea de montar el ciclo en Málaga?
R: La idea surgió como un proyecto de Amnistia Internacional Málaga. Por un lado nos pusimos en contacto con el Rectorado de la Universidad de Málaga y con un grupo de profesores que forman parte de un proyecto de innovación educativa que realizan distintas actividades en el aula sobre derechos humanos. Por otro lado además de contar con una entidad publica como es la Universidad, nos parecía interesante colaborar con una entidad privada como es La Casa Invisible.



¿Cómo surge la idea de unir estas cuatro entidades y cuál es la contribución que cada grupo aporta al cineforum?
R: Una parte de las relaciones ya se venían fraguando desde hace tiempo, como es el caso de la Universidad de Málaga con el proyecto de innovación que te comentaba antes. Con La Invisible hemos mantenido el contacto a través de otras actividades que hemos realizado de forma transversal. Y por último y de forma puntual, algunos de nuestros activistas de Amnistía Internacional Málaga habían colaborado antes con La Guarimba Film Festival en Amantea, al sur de Italia.


El proyecto gira entorno a cuatro lineas principales: Siria, inmigración, conciencia de género y menores soldados ¿cuáles serán los puntos principales a tratar sobre estos conflictos actuales?
R: Lo que buscábamos era utilizar el cine como centro de debate, de modo que pudiéramos proyectar una serie de cortos y posteriormente crear una plataforma en la que los malagueños puedan preguntar a Amnistía Internacional que está ocurriendo en el mundo relacionado con estos temas.
Sobre Siria repasaremos el aniversario del conflicto donde la situación cada vez es más insostenible y Amnistía Internacional esta especialmente preocupada por la situación la población siria.
En el caso de la inmigración tratamos las actuales restricciones que ha provocado la modificación de la ley de extranjería, tanto en España como en el extranjero. De hecho el cortometraje se centra en Italia.
Respecto a la conciencia de genero trataremos una nueva campaña llamada “Mi cuerpo, mis derechos” que se preocupa tanto por la situación de la mujer en el mundo como la de otras minorías (pese a que las mujeres representan más de la mitad de la población mundial) que han visto vulnerados sus derechos humanos por orientación sexual o por identidad de género.
Por ultimo el tema de los menores soldados lo hemos seleccionado a colación del corto “Aquel no era yo”, que recientemente ha ganado un Goya y una nominación a los Oscar.


Los cuatro son sin duda importantes, pero quizás por cercania geográfica el tema de la inmigración es especialmente relevante…
R: En realidad Amnistía Internacional lleva mucho tiempo publicando información sobre Melilla. Ya en 2005 publicamos un informe sobre la situación en las vallas,  el caso de las concertinas no es nuevo y Amnistía Internacional se preocupó especialmente por la situación en su día. Investigadores de Londres y España interrogaron a inmigrantes que habían sufrido lesiones graves por este tipo de  cuestiones ligadas con la restricción de un territorio en el que consideramos que nadie es ilegal.


Para explicar todos estos conflictos se han seleccionado varios cortometrajes ¿en que consisten y que se pretende explicar con ellos?
Giulio Vita, director de “La Guarimba”: Los cortos han pertenecido a  la selección oficial de La Guarimba Film Festival. “More than two hours”(Ali Asgari, 2013) es un cortometraje ambientado en Irán sobre las limitaciones legales que sufren las mujeres que han tenido relaciones sexuales sin consumar previamente matrimonio. “Not Anymore: A Story of Revolution” (Matthew VanDyke, 2013) relata a través de un corresponsal de guerra independiente lo que está ocurriendo en el bando de la resistencia, una nueva perspectiva sobre lo que esta ocurriendo en el conflicto. “Dreaming Apecar de Dario” (Samuele Leon, 2012) plantea una posición contraria a la situación actual de la población inmigrante rumana en Italia, donde es una mujer italiana la que cuida y trabaja para un exuberante anciano rumano.


¿Consideráis que el cine es el mejor motor para plantear estas cuestiones?
G: Yo creo que el cine y la cultura son los motores sociales mas poderosos que tenemos para generar cambios. Es necesario que estos lleguen a las instituciones y construyan un nuevo modelo social. En este contexto el cine es fundamental para poder registrar todos estos cambios que muchas veces pretenden silenciar. Tomar nota de lo que ha ocurrido es sumamente importante.


Por lo general los documentales que tratan estos temas transmiten la realidad a través de mensajes de una crudeza y un impacto muy serio. Parece que es el único método para sensibilizar a las personas sobre ciertos temas…
G: Depende, cada persona reacciona por estímulos distintos. Es imposible pensar que hay un solo modelo, género o mensaje. Hay quienes les gusta el escándalo y hay quien le gusta la sobriedad. Todos los métodos son validos y cada uno se acerca a un publico distinto.

En cualquier caso no todo serán cortometrajes en este ciclo sino que también se han presentado actividades. ¿En que consisten cada una de ellas y qué se pretende conseguir?
Daniele Zuccala, profesor de italiano: En la EOI de Italiano, coincidiendo con la llegada de un proyecto como La Guarimba y la celebración de la fiesta de la liberación italiana del día 25, pensamos que sería conveniente participar en el proyecto. Tiene mucho que ver con el modelo cultural italiano, como la crisis cultural provoca que la gente joven intente buscar nuevas posibilidades y alternativas. En la EOI proyectaremos dos cortos que preferimos no desvelar por el momento, después Giulio dará una charla donde comentaremos los puntos más importantes. Más tarde habrá un almuerzo “colaborativo”, donde cada uno puede aportar un plato italiano o español.

Sara Fratini, responsable de la exposición “Artist for La Guarimba” : Otra actividad serán tres happenings, que consiste en una sesión de dibujo en vivo con una temática relacionada con los derechos humanos y los cortometrajes.  Por otro lado tenemos una exposición de carteles perteneciente a un proyecto llamado “Artist for La Guarimba” en el contactamos con artistas de todo el mundo para que hagan una versión del cartel para el festival. El año pasado llegaron carteles de Japón, Rusia, Filipinas, España, Venezuela… todos ellos se mostrarán en La Casa Invisible.

Ruth: Y por último la acción callejera sobre los menores soldados se ha llevado a cabo gracias a una alumna de último curso de Comunicación Audiovisual que está realizando un proyecto de fin de carrera sobre este ciclo. No solo nos está ayudando con las tareas tradicionales de comunicación sino que también ha contactado con un grupo de actores que van a organizar una teatrización de los menores soldados, pero esta vez con un final feliz. Pretendemos concienciar a los malagueños sobre esta lucha que llevamos a cabo desde hace.

Hablando de universitarios ¿considera que hay una participación activa por parte de los estudiantes y la gente joven en estos temas?
R: Sí, mi opinión personal es que los jóvenes se preocupan mucho por los temas sociales. Es cierto que en ocasiones necesitan incentivos como recibir una charla en una clase o que el profesorado se implique más en estas labores sociales, aunque estas no estén implícitamente relacionadas con su materia. En el caso de la universidad considero que es algo más que una escuela de formación. Un centro que consigue abrir la mente hacia un conocimiento critico.

Pese a contar con una institución pública como la UMA, ¿han echado en falta algún tipo de apoyo por la parte del Ayuntamiento, La Diputación de Málaga o alguna otra institución?
R: Amnistía Internacional es una organización incomoda en Málaga.  En el caso de la Universidad, nos ha costado mucho firmar un convenio tan especifico. Pero finalmente lo hemos conseguido y esto ha generado varias iniciativas nuevas como este proyecto de innovación educativa y estas charlas sobre Derechos Humanos. Con respecto a otras instituciones, para esta ocasión no hemos buscado la colaboración “abierta” en nuestro ciclo sino que hemos sido nosotros mismos los que hemos contactado con las iniciativas que nos han parecido interesantes, como La Invisible o La Guarimba.


¿Y por qué cree que Amnistía Internacional es una agrupación incomoda en Málaga?
R: Porque nosotros defendemos los derechos humanos a todos los niveles. Cueste lo que cueste vamos a defender temas como el derecho a la educación o la sanidad aunque esto implique enfrentarse a las medidas políticas del gobierno, por ejemplo.


Además de este cineforum, ¿qué otras actividades lleva a cabo Amnistía Internacional Málaga?
R: Llevamos tres años realizando de forma paralela un festival de cine sobre derechos humanos. El ciclo que realizamos este año tiene unas características muy especificas porque se ha hecho con la Universidad de Málaga y esta destinado al público joven. Pero continuaremos con nuestras actividades relacionadas principalmente con la lucha contra la pena de muerte, desigualdad de género, libertad de expresión…