Estuvimos allí: Matellán + Ayllón

Los dirigibles de Matellán con Ayllón abordo aterrizaron en La Botica.

Sábado de una noche grisácea, alguna que otra propuesta musical en la ciudad y un dirigible sobre planeando un rinconcito cerca de “la manquita”.

Nos acercamos a las once de la noche cuando en el escenario de La Botica aparecía Curro Ayllón para hacer de maestro de ceremonias, nos presenta a Davile Matellán que se sienta, con su guitarra, en el escalón del escenario invitado por la familiaridad que se respira y hace sonar los primeros acordes de La línea recta. Ya sobre el escenario Matellán nos canta “ya no me entretengo disparando al aire” y es entonces cuando entendemos que esas Nubes sintéticas han dado impulso para hacer llegar a Málaga el #eolicatour. Le sigue Un atlas que nada tiene que ver con la cartografía, ni si quiera con la de Ayllón y que sin embargo sí es otro de los avances de “Eólica Tú” que verá la luz en el mes de Noviembre. Es el turno para “la niña de papá”, porque los músicos también tienen sus canciones favoritas. Matellán invita a Ayllón al escenario y juntos copilotan Los dirigibles de manera magistral. Canciones que cuentan historias, que hacen daño, canciones que puedes hacer tuyas, canciones como Lion’s Dance que hacen que te pellizquen por dentro; “como fue tu primer fracaso en este mundo, el látigo golpea… y yo lo asumo”. El turno de Matellán va llegando a su fin, pero aún nos aguarda otra colaboración. Nos presenta a Lizzie, seguidora de la música de Matellán, que se puso en contacto con él a través de las redes sociales (donde Davile interactúa con sus seguidores) y la invitó a cantar Enérgica (de la BSO de “Seis puntos sobre Emma”) es cuando el público nos animamos a tararear y acompañar con palmas al madrileño en el final de su directo. Nos quedamos con ganas de más pero sin tiempo para ser consciente de ello tenemos sobre el escenario a Curro Ayllón.

Ayllón comienza con Nostofobia, como el malagueño juega en casa, y a pesar de traer una lista preparada con ¡26 canciones!, acepta peticiones y va agradando al personal. De ese modo le siguen la Las tardes de incendio y Bailar descalzo (compuesta tras un fin de semana mágico en el Granapop). Uno de los momentos desternillantes de la noche (uno de ellos) llegó con La historia de Febo y Dafne en su “versión 2.0” pues sobre el escenario de La Botica apareció el cuentacuentos Nacho Muchausen para darle su visión particular a esta “tragedia griega”. Ayllón pide la colaboración de Matellán para La sinestesia y el amor y por segunda vez en la noche comparten notas, se turnan versos y queda tan bonito que… ¿llegamos tarde para incluirlos en alguno de los álbumes? Constelaciones y una merienda muy sugerente con Picnic en el parque nos acercan “al final” con el que será el primer single de su primer LP, que como el de Matellán, llegará en Noviembre. Te vi tiene «…un aire de película francesa” pero sobretodo tiene todo lo necesario “para instalarse en mi cabeza…» y convertirse en un single redondo. Y cuando pensábamos que la noche terminaba…

Ayudado por el ambiente familiar que rodeaba la noche, Ayllón volvió a llamar a Matellán al escenario, “no tengo nada preparado”; “voy a destrozar un tema de mi grupo favorito” y suena La Sal de Piratas un cover al gran nivel de los de Vigo. Es el turno de Ayllón que nos regala otra canción, Cartografía. Y ahora si ha sido la despedida de los ambos.

La noche en La Botica llegó a su fin. Nos dejan con las ganas de más (y en este caso es buena señal), con la felicidad en el rostro y algún que otro rasguño por dentro.  Porque un cartel de Sold Out no es necesario para que una noche sea inolvidable, porque cuando te hacen soñar con melodías y versos no hace falta más, porque directos como el de Matellán y el de Ayllón si que son necesarios.

Aviso: Como todos imagináis, cada canción contiene una historia, un momento, un porqué (o no), a veces somos consciente de ellos, otras no. Esta noche nos explicaron muchos porqués, muchas historias, pero no tendría sentido alguno que fuese yo quien te lo contase. No dejes de seguirles la pista y si hacen parada cerca “de casa” no dudes en acercarte a ver alguno de estos genios de la música. Para ello no dudéis en pasaros por aquí y por aquí. Y no olvidéis que en Noviembre habrá que hacer hueco para dos nuevos discos.

Fotos y crónica de Dolo Poyato