Estuvimos allí! Violent Femmes

Tarde apacible de pipas y charlas. Y gente de un resquicio de la mente, en la cual el sol no brillaba desde hace ya mucho, volvían a mostrarse. Gordon Gano apareció en el escenario con su sonrisa habitual (se le podría situar entre Frank Zappa y una Meryl Streep intentando caerle bien a sus invitados). Comenzaron el trío de ases, el ya comentado Gordon, secundado de Brian Ritchie (bajo) y Victor DeLorenzo (batería), también les acompañaría un percusionista a la caja.

Gran ovación del rebaño al comenzar los acordes de ‘Please do not go’. La gente siempre más complaciente al oír temas de su primer álbum. Poco a poco el carácter extrovertido de los miembros del grupo se fue ganando al público. Víctor parecía sacado de la factoría Jim Henson. Pasaron por apasionantes momentos de psicodelia-country progresiva en la cual abstraían al aparato receptor hasta el éxtasis divino predicado por Santa Teresa de Jesús (mal rollo mesiánico).

(Seguir leyendo)

Brian llego a utilizar una caracola para finalizar la canción, serviría para ambientar el grupo con la costa malagueña, este no cesaría en la utilización de aparatos extravagantes. En algunas canciones se incluían un guitarrista y a un saxofonista, el toque de viento siempre queda perfecto para añadir un toque elegante al rock, mas cuando se trata de uno tan crudo como el de este grupo.

Gordon se atrevería a soltar algunas palabras en español, que no hacían mas que aumentar la comicidad del personaje. En una de sus incursiones al castellano se atrevería a cantar ‘welcome to tijuana’ de Manu Chao. Aunque los momentos cumbres llegarían con singles como: ‘Add it up’, ‘Prove my love’, Donne Daddy Gone’ y «Blister in the Sun’.

Algún sector del público no dudaría en levantarse a bailar, lógico dada la energía con que actuaban. Son de esos grupos que no salen del escenario, ya que llegan a pasárselo incluso mejor que el público. Pero la energía del rock en efervescencia no se puede equiparar a nada, y hasta a los calvos desmelena.

Buen sabor de boca general, y se salía del teatro con un espíritu totalmente renovado. Se llegó a oír por ahí que desde un concierto de Dr. Feelgood, no habían visto tanta conexión con el público en un directo. Hasta los peores recuerdos se borraron, y ayudaron a que algunos nos sintiésemos como débiles seres enamoradizos. ¡Viva los viejos lobos de  mar! Más de un joven debería seguir la lección.

3 comments on “Estuvimos allí! Violent Femmes

  1. yo llegué tarde, con un dedo del pie medio partido (xD) y encima me tuve que sentar en el paraiso porque era imposible bajar con tanta oscuridad y me entró un mosqueo bastante importante, pero qué rápido se me paso!!
    fue alucinante!!

  2. ah, y para rematarlo todo y darme más verguenza, iba sola! jajaja

  3. VonDionisio

    Mi Articúlo! :D

Comments are closed.