MaF nos trae a Tulsa

Jueves 9 de abril, 21.30. Teatro Albeniz. Entradas aquí.

Málaga de festival 2015 extiende una año más su red cultural a todos los distritos de la ciudad convirtiendo este evento en un gran proyecto participativo que se mezcla perfectamente con el 18 Festival de Cine Español de Málaga (17-26 de abril), así desde el viernes 20 de marzo hasta el jueves 16 de abril el Maf se despliega por toda Málaga, mostrando a quien se deje sorprender, un amplio abanico de actividades culturales como exposiciones, microteatro, música, gastronomía y literatura siempre con el cine como telón de fondo. Dentro de este marco el jueves 9 de abril Tulsa actuará en el Cine Albéniz a las 21:30 h., entrada 5€.

Tulsa es Miren Iza y Miren Iza es Tulsa, la canción » Tulsa Country» de los Byrds le dio la idea del nombre pero eso fue al principio de todo. Tras publicar dos discos –Sólo me has rozado ( Subterfuge 2007) y Espera la pálida (Subterfuge 2009), que fueron muy bien recibidos por crítica y público, Iza decidió poner punto y seguido a su carrera musical y trasladarse a Estados Unidos a trabajar como psiquiatra. De esa nueva etapa nacieron las canciones que conforman este tercer disco editado en enero de 2015 que han bautizado como La calma chicha (Gran Derby 2015) y que supone el retorno de Tulsa, con cambio de compañía discográfica, de registro y que ha sido grabado entre Nueva York, Madrid y Hondarribia. El rumbo del registro musical de Tulsa ha girado hacia elementos electrónicos, cajas de ritmos y sintetizadores más propios de un discurso pop que del género Americana que les hizo reconocibles en sus inicios, en cambio las letras siguen siendo igual de contundentes expresando sentimientos y situaciones del peculiar mundo de Tulsa, a veces naif, a veces duro, pero que no dejan indiferente, se graban y pasan a formar parte de la vida de cada uno, esto queda patente en «Oda al amor efímero» , «Gente común», «Casa» o «En tu corazón sólo hay sitio en los suburbios».

La estancia americana de Miren Iza ha servido además para probar el exigente público americano ya que han tocado en Atlanta, Washington, Nashville o Nueva Orleans, y fue allí donde las raíces de la «Americana» son más profundas, donde decidieron incluir las bases electrónicas incluso a las canciones más antiguas lo que dejó un poco helado a un público demasiado acostumbrado a un estilo de música, pero a pesar de todo la experiencia fue bastante positiva.

En definitiva encontraremos una Miren Iza que ya no se deja llevar tanto como antes y que trata de crear de manera más intensa, consciente y disfrutando todo mucho más, esto se ve en La calma chicha un buen disco, ligero, hecho con amor y que su autora espera que sea disfrutado a nivel sensorial «y con una portada rosa…¿por qué no?”